Poemas en HABLAR DE POESIA Nº 3

                                                                                    Junio del 2000

Sr. Prestidigitador:
aquí tienes mis dos manos
para leer
y para beberlas
y para hacer de ellas sangre
y sangre de roedores
Oída soy de tus plagios y artificios
de tus vastas transformaciones
de mujeres en serpientes
de hombres en mujeres
y de tesoros en agua
Confiada estoy en tus pardas ciencias
Sr. el Prestidigitador:
he aquí mis hombros
para arrojar sobre ellos el carromato de mis culpas
mis rodillas para humillarme
y estos dos mis ojos para adorarte





ver SUMARIO